Saltar al contenido

Chistes de caracoles

Chistes de caracoles
Chistes de caracoles
¿Qué mejor forma de pasarla bien hay que no sea contando unos buenos chistes de caracoles? Acá te traemos los mejores.

Chistes de caracoles

¿En qué se parece un caracol, a un hombre encerrado en su auto?
En que el baboso está adentro.


¿En qué se parece un hombre a un caracol?.
En que son babosos, se arrastran por el suelo, y se creen que la casa es suya.


¿Cuál es el colmo de un caracol? ¡que lo atropelle una tortuga!


Una mujer llega a un restaurante
Pide comer caracoles y coge un caracol
y toma un sorbo y se lo come.
Coge otro y toma un sorbo y se lo come,
coge uno grande y le da un sorbo
pero no puede comerlo, y así durante un rato.
Yo cojo el caracol y él lo mira por el agujero
y ve el caracol boca arriba
y con los brazos abiertos
y dice chupa, chupa, chupa, chupa


Dos caracoles cantores están juntos en la acera charlando sobre sus carreras al sol, en pleno agosto cordobés, cuando una pequeña hoja de un árbol se posa junto a ellos. La miran fijamente y el más pequeño y rápido consigue subir a la parte superior.

Uf, qué alivio, ¡qué frescura! – Mientras tanto, el otro, el caracol más gordo y lento, llega al borde de la hoja y se da cuenta de que no hay espacio para los dos. Entonces, sin cara de mal humor ni nada, le dice a su amigo cantando

Quítate tú, para ponerme yo. Quítate tú, para ponerme yo….

 

Te Recomendamos:   Chistes crueles de gordas

Contenido