Saltar al contenido

Chistes de cirujanos

Chistes de cirujanos
Chistes de cirujanos
Los chistes médicos son una buena forma de hacer catarsis en la carrera de medicina, ¿no crees?

Chistes de cirujanos

– Doctor, mi hija no se encuentra bien.
– Dígame, ¿su hija escupe y excreta?
– Mi hija es puta, pero no escupe.


Estaban operando los riñones de un paciente, cuando el médico grita:
– ¡Paren todo! ¡Paren todo! Ha habido un rechazo.
¿Un rechazo? ¿El riñón trasplantado o los injertos, doctor?
Peor aún, ¡el cheque! El cheque no tiene fondos.


Un hipocondríaco va al médico y le pregunta:
– Doctor, mi mujer me traicionó hace una semana y todavía no me han salido cuernos. ¿Podría ser por falta de calcio?


Una anciana va al médico.
– Doctor, doctor, quiero que me recete unas pastillas para evitar el embarazo.
– Bueno, si tiene 75 años, ¿cómo espera…?
-No, me ayudan a dormir.
– ¿De verdad? ¿Duermes mejor tomando la píldora?
– No, si no es para mí… Las pongo en la coca de mi nieta de quince años y no se imagina lo bien que duermo…


– Doctor, ¿por qué cuando levanto el brazo derecho por encima de la oreja derecha me duele la cadera izquierda?
– ¡Yo qué sé! Soy traumatólogo, no filósofo.


– Doctor, tengo un caso agudo de herpes, gonorrea, peste bubónica, sífilis y SIDA.
-No te preocupes, te ingresaremos en una habitación privada y te pondremos a dieta de tortitas.
– ¿Panqueques? ¿Eso me curará?
– No, pero es lo único que pasa por debajo de la puerta.


¿Cuál es la diferencia entre un cirujano y un carnicero?
El carnicero sabe dónde cortar.

Te Recomendamos:   Chistes de piratas

Un hombre muy preocupado entra en la consulta de su médico muy preocupado y muy nervioso. El médico le pregunta:
– ¿Qué te pasa, hombre, que estás tan mal, tan exaltado?
– Mire, tengo pelo por todas partes, en las manos, debajo de las uñas, en el pecho, mire estas lanas en las piernas, no hay lugar sin pelo. Dime de qué sufro, de qué sufro, de qué sufro.
– Y… un oso de peluche sufre


Un tipo le dice a su médico:
– He cenado huevos y en mitad de la noche he sentido una patada en el hígado.
– Lo hiciste bien…. dice el médico, ¿y si hubieras comido hígado?


Tengo tres llamadas perdidas de mi oftalmólogo…..
Me llama el que hay que ver.


– Doctor, soy asmático, ¿es grave?
– No amigo, es una esdrújula.


En la facultad de medicina y frente a un cadáver, el profesor pregunta a un alumno:
– ¿Cuál fue la causa de la muerte de este individuo? El estudiante se pone a examinar el cuerpo, ve que tiene numerosas puñaladas en el tórax y responde
– Murió de muerte natural.
– ¿Qué quiere decir con muerte natural? ¿No has visto las puñaladas?
– Hombre… con esas puñaladas, es natural que muera. ¡Yo digo! …