Saltar al contenido

Chistes de cubanos

Chistes de cubanos
A continuación unos buenos chistes de cubanos.

Chistes de cubanos

  • Había Fidel Castro en la selva y se encuentra con Tarzán, le dice Fidel:
    – ¿Sabes hablar?
    Tarzán no le responde.
    Entonces Fidel dice:
    – Yo soy Castro.
    Y Tarzán dice:
    – No me permito.
  • En Cuba:
    – Llaman al autobús aspirina… una cada cuatro horas.
    – Llaman al filete Jesucristo… hablan de él, pero nadie lo ha visto.
    – Llaman al refrigerador coco… porque en su interior sólo hay agua.
  • Un profesor de música de La Habana pregunta:
    ¿Qué es un cuarteto?
    Un estudiante le responde:
    La Sinfónica de La Habana, después de una gira por Europa.
  • Fidel Castro, desesperado por la situación en Cuba, se sienta en la Plaza de la Revolución y va a la estatua de Martí:
    – Por favor Martí, ayúdame a resolver el problema de mi país.
    Y después de un rato siente una mano tocando su hombro y dice:
    – Si quieres que te ayude, tráeme un caballo.
    Fidel, asustado, sale corriendo y le cuenta la historia a su hermano Raúl. Raúl quiere verlo por sí mismo y acompaña a Fidel hasta donde está la estatua de Martí. Fidel repite su petición y poco después Martí le responde:
    – Te dije que me trajeras un caballo, no un burro.
  • ¡Un cubano logró escapar de Cuba y llegó a Miami en una lata de atún! Ante tan insólito suceso, vinieron los periodistas, la televisión y la radio. El cubano se convirtió en la noticia del día.
    – ¡Sensacional! ¿Cómo se metió en una lata de atún?
    – Entrar en la lata fue relativamente fácil. Lo que era casi imposible para mí era conseguir una lata de atún en Cuba…
  • ¿Por qué llaman a Fidel Castro el semáforo?
    Porque primero estuvo con los rojos (rusos), luego con los amarillos (chinos) y ahora con los verdes (dólares).
  • Una maestra cubana le dice a los niños que hagan una composición con un tema de la revolución y al final manda a Pepito a leer la suya:
    – Tengo un gatito que ayer tuvo cinco gatitos y todos los gatitos son revolucionarios.
    Cuando la maestra ve que Pepito sabe que hasta los gatitos deben ser revolucionarios, le sugiere al director de la escuela que llame al inspector para que escuche la composición. Después de tres días el inspector llega a la escuela y la muy diligente maestra le pide a Pepito que lea su composición y Pepito lee:
    – Tengo un gatito que hace cinco días tuvo cinco gatitos y tres son revolucionarios.
    Al escuchar esto el maestro reacciona rápidamente y dice:
    – Pepito, la primera vez que leíste tu composición dijiste que todos los gatitos eran revolucionarios, ¿qué pasó?
    – Bueno maestro, es que dos ya abrieron los ojos.
  • ¿Cuál es la figura geométrica favorita de un cubano?
    El cubo.
  • Cambios de sustantivos en Cuba:
    Llaman al autobús aspirina… una cada cuatro horas.
    Llaman al filete Jesucristo… porque hablan de él, pero nadie lo ha visto.
    Al refrigerador le llaman coco… porque dentro de él sólo hay agua.
    Llaman al Hotel La Habana Vieja Carimao….. Si no te bañas rápido, te pondrás jabonoso.
  • Fidel y su chofer estaban conduciendo a toda velocidad, cruzando el campo, cuando de repente, pum, chocaron con un cerdo.
    – ¿Qué hacemos? – preguntó el conductor.
    – Encontrar al dueño del cerdo, explicarle el accidente y darle algo de dinero a cambio – respondió el presidente -.
    Entonces, uno, dos, tres… después de seis horas, el conductor apareció, totalmente despeinado, sin camisa…
    – ¿Qué pasó? – preguntó Fidel.
    – Me retrasé porque el dueño del cerdo me invitó a comer, luego la mujer me dio estos cigarros y un buen vino, y también hice el amor apasionadamente con su hermosa hija de 17 años.
    – Increíble, ¿cómo lo hiciste?
    – Fue fácil”, responde el conductor, “lo único que dije fue:
    – Hola, soy el chofer de Fidel Castro y acabo de atropellar al cerdo.
Te Recomendamos:   Chistes buenos españoles