Saltar al contenido

Chistes de estudiantes

Chistes de estudiantes
Chistes de estudiantes
Aquí tienes una selección de los mejores chistes para contar en el recreo, recordar los días de colegio y compartir con los niños.

Chistes de estudiantes

Señora directora, por favor, cierre los ojos.
Pero, niña, ¿por qué me pides esto?
Porque mi profesor dice que cuando cierres los ojos, todos seremos felices…


Una niña está haciendo los deberes y le pregunta a su padre:
Papá, ¿cómo se escribe campana?
Campana se escribe como suena.
Entonces, ¿escribo “talan talan”?


Jaimito, dime cinco cosas que contengan leche.
Cinco vacas, señorita.


Papá, hoy no puedo ir a la escuela.
¿Por qué no, hijo?
No me siento bien.
¿Por qué no te sientes bien?
Porque tengo que ir a la escuela.


Mamá, en la escuela me dicen que estoy interesado.
¿Quién te ha dicho eso, hijo?
¡Si me das cinco dólares te lo digo!


Que tu vida sea como el papel higiénico, larga y útil.


El niño que llega a casa:
Mamá, mamá, en la escuela me llaman distraído.
Y la señora le responde
Niño, tú vives en la casa de enfrente.


Mamá, mamá, en el colegio me llaman dientudo.
Bueno, hijo, pero cierra la boca, que estás rayando el suelo.


¿Cuál es el tiempo futuro del verbo bostezar?
Dormiré.


En el colegio la profesora dice:
María, dime una palabra que tenga muchas “o”.
Y María responde:
Goloso, profe.
Muy bien, María. Ahora tú Pepito.
Pepito se queda pensando y grita:
¡Gooooooooooooooooooool!


Pedrito, si digo “fui rico” es tiempo pasado, si digo “soy hermoso”, ¿qué es?
Exceso de imaginación, señorita.


En esta clase, el 50% de los alumnos no saben calcular correctamente.
¡Pero si sólo somos 25!

Te Recomendamos:   Chistes de drogas

Un día Jaimito llega a casa y su madre le pregunta
¿Cómo te fue en la escuela?
Y Jaimito le responde
Como en el Polo Norte, todo bajo cero.
Cuando crece
Pedro, Pedro, ¿qué vas a ser de mayor?
Pedro.


Tu hijo le ha sacado la lengua al mío.
Cosas de niños.
Sí, pero que la devuelva.


Jaimito, ¿por qué no has traído los deberes?
Porque usted, señorita, daba los deberes y yo vivo en un apartamento.


La profesora de matemáticas, enfadada, dice a sus alumnos:
Para mañana quiero todos los problemas de fracciones, decimales y regla de tres resueltos.
Todos ellos. ¿Entendido?
¡Pobre papá! – susurra una niña de fondo.


Jaimito entra llorando a la escuela y le dice a la maestra:
¡Me robaron, maestra, me robaron!
Y la maestra le pregunta:
¿Qué te han robado, Jaimito?
¡Los deberes, maestra!


En la escuela, la maestra dice:
A ver, Luisito, ¿cómo te imaginas la escuela ideal?
¡Cerrada, maestro!


El maestro dice a los alumnos:
Niños, siéntense en silencio.
Y Silencio murió aplastado…


¿Cuál es el colmo para un profesor de matemáticas?
Equivocarse una y otra vez.


La joven le dice a Pedro:
Tengo una buena y una mala noticia para ti.
¿Cuál es la buena noticia?
Que has sacado un 10 en matemáticas.
¿Y la mala noticia?
Que es una mentira…


Profesor: ¿Qué estás escribiendo?
Alumno: Una carta para mí.
Profesor: ¿Y qué dice?
Alumno: No lo sé. No la recibo hasta mañana.

Te Recomendamos:   Chistes de deportes

Contenido