Saltar al contenido

Chistes de farmacéuticos

Chistes de farmacéuticos
Chistes de farmacéuticos
¿Buscando chistes de farmacéuticos? En este sitio encontrarás una gran colección de chistes de farmacéuticos súper completos, una gran cantidad de chistes cortos de farmacéuticos que seguro te encantarán.

Chistes de farmacéuticos

  • Un hombre llega a la farmacia de un pequeño pueblo, y le dice al dependiente
    Vivaporru.
    Y todos los presentes dicen:
    ¡Hurra!
  • ¿Tienes pastillas para dejar de exagerar?
    Sí, ¿cuántas quieres?
    Dame dos mil, por favor.
  • Un hombre llega a la farmacia justo cuando el farmacéutico estaba a punto de cerrarla porque tiene prisa por llegar al tren.
    • – ¿Qué quería? -Pregunta.
    • – Sólo quería algo que le hiciera sudar.
    • – ¡Qué bien!… Toma estas dos maletas y acompáñame con ellas a la estación. ¡Deprisa!
  • Un hombre entra en una farmacia:
    – Quería un condón… Es que esta noche voy a cenar con la familia de mi novia, llevamos unas semanas juntos y después de esta cena tal vez … me entiendes …
    Mientras el farmacéutico iba a buscar el condón, el hombre estaba pensando y dijo…
    – Bueno, mejor me pongo dos, porque esta chica tiene una hermana que no está nada mal, tal vez ella también caiga en la trampa… ¡Nunca se sabe!
    El farmacéutico va a buscar otro condón y el hombre cambia de opinión otra vez:
    – Bueno, mejor que me des tres porque la madre es una chica cachonda que engaña a su marido y ya está en ello…
    El hombre se va a casa y es hora de cenar. El hombre sigue comiendo sin quitarse el impermeable, con el cuello arriba y la cabeza abajo. Cuando termina, cuando han salido de la casa, la chica va y le dice
    – ¡Paco! ¡No sabía que eras tan tímido!
    – No sabía que tu padre era farmacéutico.
  • – Hijo, ¿cómo se llama ese alemán bastardo que me oculta todo?
    -Alzheimer, papá, alzheimer…
  • Una señora llega a una farmacia y le pregunta al farmacéutico si tiene algo para el hipo.
    • El farmacéutico, en lugar de responder, le dio cuatro hipo, el farmacéutico le preguntó si se le había pasado el hipo, y la señora respondió que la medicina era para su hijo que estaba en el coche.
Te Recomendamos:   Chistes de puticlub