Saltar al contenido

Chistes de feos

Chistes de feos
Chistes de feos
A veces los que somos guapos tendemos a olvidar que hay gente fea. Y por mucho que nuestra imagen privilegiada en el espejo nos haga a veces centrarnos en nada más, no podemos ignorar que también hay gente fea, gente difícil de mirar, gente con caras complejas… Nos referimos a los feos, a los antiestéticos, a los repulsivos, a los desagradables, a los horripilantes, a los contraídos, a los repelentes… No, lector, no te vayas, ¡no hemos empezado a insultarte de repente! (Aunque si captas la indirecta, lo sabrás…)

Chistes de feos

Lanzando los perros a una chica
Dos tipos hablando en una fiesta:
-¡Voy a tirarle los perros a esa chica!
-¡No se lo restriegues! ¡Pero si es muy fea!
-¡Pues por eso! ¡Maldita sea, Sansón! ¡Muérdela!


¡Más fea que chuparle los dedos a un mecánico!
Era tan fea que cuando pasaba por una obra, los obreros se ponían a trabajar…
Mi suegra tiene tantas ojeras que pasó por la jaula del oso panda y éste le gritó: “¡Abuela!”.
Más fea que una siesta con despertador.
Está tan pálida que tiene más sangre que una yuca.
Es tan fea que en Facebook la abofetean y no la tocan.
Tan orejona la novia del futbolista que cuando lo besó sintió que había ganado la Champions League.
Tan fea que su madre llevaba fotos de otro chico con ella.
Tiene tanto acné que le llaman “Tarrito Rojo JGB” …tiene la cola granulada.


-¿Me veo bonita?
-Sin gafas, mejor.
-¡Pero si no tengo gafas!
-¡Tú no, pero yo sí!


-¡Dime con quién andas y te diré quién eres!
-¡Camino solo!
-¡Eres feo! -¡Eres feo!

Te Recomendamos:   Cual es el colmo de un ciego

El chico feo a la mujer bonita que pasa por la calle:
-Oye, ¿quieres salir conmigo?
¡-Disculpa, pero yo no salgo con otras especies!


Al pasar junto a una chica muy guapa, el hombre le hace un cumplido:
-Adiós, mamá, ¿puedo robarte un beso?
La chica responde.
-¡No! Con lo feo que eres, ¡más vale que me robes el móvil!


El paciente feo le dice al médico.
-Doctor, ayúdeme. ¡Dígame qué me pasa!
-¿Con esa cara? ¡Espero que seas bueno con la gente!


– ¿Cómo fue tu día, cariño? ¿Qué has hecho?
-Fui a un tratamiento de belleza.
-¿Y no estaban allí?


Caminando por la calle el niño le pregunta a su madre:
-Mamá, ¿soy feo?
-Te he dicho que cuando estemos en la calle no me llames mamá, ¡no me avergüences!


Un amigo le dice a otro:
-Yo quiero a mis tres hijos por igual.
-Pero tú tienes cuatro hijos.
-¡El feo no cuenta!