Saltar al contenido

Chistes de gordas

Chistes de gordas
Son gordos, delgados, feos y hermosos. Pero los chistes de gordos son codiciosos y guapos. Otros son un poco burlescos y todos muy divertidos.

Chistes de gordas

Una mujer de 98 kilos va un especialista en dietética y nutrición para intentar adelgazar
– Qué hago doctor en los últimos meses me he hinchado a bombones, tartas y dulces y gané 28 kilos. – Vamos a ver… abra la boca y diga muuuu.


Una mujer se quejaba de lo gorda que estaba. Su marido cansado de oirla fue a “trucar” la báscula en la que diariamente se pesaba. Por la mañana la mujer va y se pone de pié en su maravillosa báscula electrónica y observa que marca: “continuará…”


Era una señora tan gorda, pero tan gorda, que cuando salía en la televisión, salía en todos los canales.


Era una tan gorda tan gorda que cuando se subió a la bascula ponía … continuara.


Una mujer niega a su conyugue que esté gorda. Pese a ello se atiborra de comida todos los días y engorda día a día. El marido, muy borde, la lleva a comprar ropa.
La mujer coge su talla habitual y entra a un probador. A poco le grita a su marido:- Julián ¡socorro! ¡que no me lo pude quitar!- Pues Pepa, lo siento, no me he traido la tarjeta de crédito, ahí te quedas!!!


– ¿¿Cuál es el colmo de una mujer muy gorda?? – Que se vista de amarillo y la gente le diga ¡¡¡taxii, taxiii!!!


– Pepe dime la verdad. ¿Estoy gorda?
– ¿Sabes el refrán “lo que no mata engorda”?
– Si.
– Pues tú eres invencible.

Era una mujer gorda que está en un parque paseando a su perro, se le acerca un niño y le dice:
– ¿Muerde?
La mujer responde:
– No.
Entonces, el niño le vuelve a preguntar:
– ¿Y el perro?

Dos amigos se encuentran y uno de ellos le dice al otro:
– Oiga hermano, ¿A usted le gustan las mujeres gordas, con las piernas llenas de várices, despeinadas y desaseadas?.
– No hermano, que me va a gustar una cosa de esas.
– Entonces, ¿Por qué se la pasa con mi mujer?.

Te Recomendamos:   Chistes para reírse hasta llorar