Saltar al contenido

Chistes de hospitales

Chistes de hospitales
Chistes de hospitales
Una divertida selección de Chistes de hospitales.

Chistes de hospitales

Era un bebe tan feo tan feo tan feo que cuando nació el médico dijo:
-He hecho lo que he podido pero al final ha conseguido salir.


Después de una operación de urgencia sale el doctor y se dirige a los familiares:
– Lo siento, ha muerto
– Pero, que ha pasado, doctor?
– Iba demasiado drogado
– Pero eso no puede ser, si él no tomaba drogras
– Él no, pero yo sí.


Un camillero mientras lleva al paciente camino del quirófano:
– Pero ¿por qué tiembla usted tanto?
– Es que he oído que la enfermera decía que la operación de apendicitis es muy sencilla y que no había por qué estar nervioso y que todo iba a salir bien.
– Pues claro, todo eso se lo dijo para tranquilizarle porque es verdad.
– No, no, si es que no me lo decía a mi, sino al cirujano!


Una anciana está muriéndose…
– Hijo, ¿he sido una buena madre para tí?
– Claro que si, mamá: yo he sido el único bebé de cuatro meses capaz de cambiarse solo sus pañales.


Un hombre, en el hospital, esperando a que la mujer dé a luz, sale el médico y dice:
– Han sido quintillizos.
– ¡Es que tengo un cañón!, – dice el hombre orgulloso.
– Pues a ver si lo limpia un poco, porque han salido negros.


Un lechero vasco que se está muriendo en el hospital reúne a sus dos hijos, su hija y su esposa y, rodeado por todos ellos y su enfermera, les reparte su herencia.
Dice a su hijo mayor:
– A ti, Pedro, te dejo las casas del Norte.
– A ti, hijita, te dejo todos los apartamentos de la zona Sur.
– A ti, Carlitos, por ser mi hijo menor, con un gran porvenir, te dejo las oficinas del Centro.
– Y a ti, mi querida esposa, el edificio del Barrio las Cumbres, al Oeste de la ciudad.
La enfermera, impresionada, le dice a la esposa:
-Señora, su esposo es muy rico; les está dejando muchas propiedades.
Y la esposa, sin perder el tiempo le responde:
– ¡Qué rico ni qué ni nada! ¡Esas son las rutas por donde reparte la leche…!

Te Recomendamos:   Chistes de aviones

Un tío va a un hospital a que le curen una uña que se le ha clavado en el dedo gordo del pie, y se cabrea cuando una enfermera se lo lleva a un vestidor y le dice que se ponga una bata del hospital.
-Pero esto es absurdo !Si es solo la uña!
-Ya, pero las normas del hospital…
-¡Pues me niego!
Y una voz desde el vestidor de al lado dice:
-Déjelo, si no le va a servir de nada; fíjese, yo llevo bata ya, y venía solo a leer el contador del gas. ¡Tengo miedo!


Una enfermera está empujando una camilla. El paciente esta pálido, con cara de pánico total, y le pregunta llorando a la enfermera:
– Por favor, ¿me podría llevar a urgencias?
– Ya le he dicho antes que no. Si el doctor dice que a la morgue, es a la morgue.


– ¿Cómo se dice Hospital en Japonés?
– Otikuro otimato.


Un electricista va a la Unidad de Curas Intensivas de un hospital, mira a los pacientes conectados a diversos tipos de aparatos y les dice:
– Respiren profundo: ¡Voy a cambiar un par de fusibles!


Van tres a visitar a un amigo al hospital, en esto el amigo les dice:
– Vicente, gracias por venir, bésame la frente!
– Mariano! Gracias tambien a ti, bésame la mano!
– Montoya!! A donde vas Montoya!!


Un dia Pepito fue a la escuela y la maestra pidio a los alumnos que como ejercicio trajeran alguna cosa del hospital, al día siguiente la profesora le pregunta a Pepito:
– ¿Que has traido?
Pepito responde:
– Un tanque de oxigeno
– ¿Quien te lo dio?
– Mi abuelito
– ¿Que te dijo?
– Pepito!! No te lo lleves, no te lo lleeeeves!!

Te Recomendamos:   Chistes de condones