Saltar al contenido

Chistes de infidelidad

Chistes de infidelidad
Chistes de infidelidad
Aquí encontrarás los mejores chistes de infidelidad.

Chistes de infidelidad

– María, me estás engañando con el filósofo del pueblo.
– Eso no son más que falacias Pedro, simples falacias.


De un vecino a otro:
– ¡Vaya! ¡Es increíble el parecido que tiene tu hijo con su padre!
– Sí, sí… ¡pero habla más bajo que mi marido en casa!


En una estación balnearia, la propietaria de un pequeño apartamento alquilado acompaña a una joven pareja al suyo. Tras recoger su paga y mostrarles dónde está el mar, se pregunta si los inquilinos necesitan algo.
– No, gracias, responde el joven.
– Y para su mujer…”, dice la casera.
– Ah, hace bien en recordármelo, ¿tiene un sobre y unos sellos?


– Bueno, ya he conseguido que mi novio me hable de matrimonio, después de haber estado saliendo durante seis años.
– ¿Ah, sí? ¿Y qué te ha dicho?
– Que tiene una esposa y tres hijos.


Un par de amigos están tomando una copa en un Bar y uno le dice al otro:
– Oye, el otro día tu mujer me contó un chiste tan pero tan bueno que me caí de la cama.


– ¿Te has enterado ya de la desgracia de Juan?
– No, ¿qué le ha pasado?
– Se fugó con mi mujer….


– A ver, Luisito, vas a definir la palabra descanso delante de toda la clase.
– Pero profesor, yo no sé lo que es.
– Te doy una pista: ¿qué hace tu padre después del trabajo?
– Eso es lo que le gustaría saber a mi madre.

Te Recomendamos:   Chistes de la mili

– ¿Cuál es el colmo de un florista?
– Que se llame Margarita y que le deje plantado el gilipollas de su novio.


– Pepe, ¿te has dado cuenta de que el vecino besa a su mujer todos los días cuando se va a trabajar? ¿Por qué no hace lo mismo?
– ¿Realmente no te transmite que besa a la vecina?


-Vengo a decirte que tu mujer se acuesta ahora con tu mejor amigo.
-Bah, ya los he visto, pero no era mi amigo ni nada, sólo un conocido.


Tienes más cuernos que un vikingo montado en un reno con los bolsillos llenos de caracoles.


– Hombre Paco, pero tú, ¿desde cuándo llevas un pendiente?
– Desde que mi mujer lo encontró en el coche y le dije que era mío….


– Papá papá, ¿qué significa IRONÍA?
– Ironía es que seas pelirrojo como el vecino y sea yo el que tenga que responder a tus estúpidas preguntas.


Paco , un andaluz de viaje en Japón, se compra unas gafas de alta tecnología que le permiten ver a la gente sin ropa.
Se las pone y ve pasar a uno y a otro.
Está encantado.
Se las pone, sin ropa.
Se las quita, vestido.
Se las pone, sin ropa.
Se las quita, vestidas.
¡Dios mío, qué maravilla!
Incluso adelanta el viaje a casa para enseñarle a su mujer las novedades.
En el avión, se vuelve loco mirando a las azafatas en el aire.
Se las pone, sin ropa.
Se las quita, vestidas.
Se las pone, sin ropa.
Se las quita, vestidas.
Al llegar a casa, y antes de abrir la puerta, se pone las supergafas, para ver a su mujer Luisa sin ropa.
Abre la puerta y allí está ella, su querida esposa, con Pedro, su mejor amigo.
En el sofá, ¡sin ropa!
Se quita las gafas, sin ropa.
Se pone las gafas, sin ropa.
Se las quita… sin ropa.
Se las vuelve a poner… sin ropa.
Y no puede evitar un grito desgarrador:
– ¡¡¡Mierda, son nuevas y ya no funcionan!!! ¡¡¡Chinos tenían que ser!!!

Te Recomendamos:   Chistes de piratas

– Ahora tengo que tener mucho cuidado con quedarme embarazada.
– ¡Pero tu marido se ha hecho una vasectomía!
– Por eso, por eso….