Skip to content

Chistes de Jaimito para Niños

chistes de jaimito para ninos
Chistes de Jaimito para Niños
Jaimito, el niño más receptivo e ingenioso del mundo, es el protagonista de una lista interminable de chistes. Entre otros, los que le proponemos.

1. – Jaimito, ¿cuánto son 2×2?
– ¡Empate!
– ¿Y 2×1?
– Oferta, señorita.

2. Jaimito, “llovía” ¿qué tiempo es?
– Un tiempo muy malo, profe.

3. Mamá, mamá aquí traigo las notas.
-¿Quéééé? Estas notas son muy malas. Merecen un castigo.
– ¡A que sí, mamá! Corre, ven contigo, sé dónde vive la profe.

4. -Paquito, ¿por qué has llegado tarde al cole hoy?
– Mire, señorita, anoche soñé que viajaba a la India y como el viaje era muy largo, me desperté tarde.
– ¿Y tú, Jaimito, por qué llegas tarde?
– Pues, es que fui a buscar a Paquito al aeropuerto.

5. Mamá, mamá ¿me puedes dar 2 € para un pobre hombre que está gritando en la calle?
– Toma Jaimito, ¡qué gran corazón tienes! ¿Y qué grita el pobre hombre?
– Pues grita ¡HELADOS A 2 EUROS!

6. – Jaimito, ¿cuál es el futuro del verbo bostezar?
– Dormiré.

7. – Jaimito, ¿qué hacía Robin Hood?
– Robar a los ricos.
– ¿Por qué?
– Porque a los pobres no podía quitarles nada.

8. – Jaimito, si digo «fui rica» es pasado, si digo «soy hermosa», ¿qué es?
– Exceso de imaginación.

9. – Jaimito, ¿cuál es el masculino de oca?
– Parchís.

10. – Jaimito, dime cinco animales de África.
– Cinco elefantes, señorita.

11. – Jaimito conjuga el presente del indicativo del verbo caminar.
– Yo camino…, tú caminas…, él camina…
– Por favor, Jaimito, ¡más deprisa!
– Nosotros corremos, vosotros corréis, ellos corren.

12. – Jaimito, la «M» con la «A».
– «MA».
– Ahora, repetido.
– Mama.
– Muy bien, pero con tilde.
– Matilde.

13. – Jaimito, tu redacción «Mi perro» es exactamente igual que la de tu hermano. ¿La has copiado?
– No, profe, es que tenemos el mismo perro.

14. – Jaimito, ¿por qué en invierno los días son más cortos y en verano más largos?
– Porque el calor expande las cosas y el frío las contrae.

15. – Juanito, dime una palabra que tenga varias «oes».
– Goloso.
– Muy bien, ahora tú, Pablo.
– Horroroso.
– Muy bien, te toca, Jaimito.
– ¡Gooooool!

16.– Mamá, mamá, ¿las peras son transparentes?

– No, hijo mío.

– Entonces he comprado un kilo de bombillas.

17.– Mamá, mamá, no me esperes esta tarde.

– ¿Por qué, hijo mío?

– Porque ya llegué.

– Mamá, mamá, ¿en qué mano va este guante?

– En la derecha, Jaimito.

– ¿Y el otro?

18.– Mamá, mamá, ¿me puedes dar 3 euros para un hombre que está gritando en la calle?

– Claro que sí. Toma, hijo. ¡Qué gran corazón tienes! ¿Qué grita ese

hombre?

– Grita “¡Helados a 3 euros!”.

19.– Mamá, mamá, la comida está muy rica.

– Pues repite, hijo, repite.

– Mamá, mamá, la comida está muy rica.

20.– Mamá, mamá, tengo una noticia buena y una mala.

– Dime la buena, hijo.

– He aprobado todas las materias.

– ¡Qué bien! ¿Y la mala?

– Que es mentira.

21.El padre de Jaimito le pregunta:

– ¿Por qué pones las manzanas en la ventana, hijo?

– Porque hace un frío que pela.

22.– A ver, Jaimito. Nómbrame tres integrantes de la familia de los

roedores.

– Y…. papá roedor, mamá roedora y bebé roedor.

– Jaimito, dime una palabra que empiece con “d”.

– Ayer.

– “Ayer” no empieza con “d”.

– ¿Cómo no? Ayer fue domingo.

23.– Imagina, Jaimito. ¿Cómo ves a tu escuela ideal?

– Cerrada, maestra.

24.– Es tu turno, Jaimito. Dime las formas verbales del verbo “nadar”.

Jaimito dice gritando:

– Yo nado, tú nadas…

– Más bajito, Jaimito ― indica la profesora.

Jaimito responde:

– Yo buceo, tú buceas…

25.– Piensa, Jaimito. ¿Qué planeta viene después de Marte?

– Miércole, maestra.

– Maestra, usted no me regañaría por algo que no he hecho, ¿verdad?

– Claro que no, Jaimito.

– Menos mal, porque no he hecho los deberes.

26.– Jaimito, ¿de dónde sale la porcelana?

– De la porceoveja.

– Jaimito, si digo “fui rica” es pasado, ¿verdad?

– Sí, maestra.

– Y si digo “soy hermosa” ¿qué es?

– Exceso de imaginación.

– Jaimito, dime cinco cosas que contengan leche.

– Cinco vacas, maestra.

– Di, Jaimito. ¿Por qué en invierno los días son más cortos y en verano son más largos?

– Porque el calor expande las cosas y el frío las contrae.