Saltar al contenido

Chistes de Jesucristo

Chistes de Jesucristo
Chistes de Jesucristo
Chistes de Jesucristo para contar.

Chistes de Jesucristo

A fin de relajarse tras su ardua labor de predicar y obrar milagros, Jesús decide tomarse un descanso a orillas del mar de Galilea.
Durante una partida de golf con uno de los apóstoles, se encuentra con que ha de llevar a cabo un golpe complicado; Jesús lo hace mal y la pelota termina en el agua. Así que recurre a su truco habitual: camina sobre las aguas hasta donde está la pelota, se agacha y la recoge. Cuando Jesús intenta repetir el golpe, el apóstol le dice que es muy difícil:
– Sólo alguien como Tiger Woods puede conseguirlo;
Jesús le contesta
– Soy el hijo de Dios, puedo hacer cualquier cosa que haga Tiger Woods!
y repite el golpe. La pelota acaba de nuevo en el agua, de manera que Jesús vuelve a caminar sobre su superficie para recuperarla. En ese momento, pasa por allí un grupo de turistas americanos, y uno de ellos, al observar lo que ocurre, se vuelve hacia el apóstol y le dice:
– Dios mío, ¿quién es ese tipo? ¿Es que se cree Jesús o qué?
A lo que el apóstol le contesta:
– No, se cree Tiger Woods!


Jesucristo está en la cruz gritando:
– Malditos hijos de…, Romanos, Cabronesss….
en esto que se acerca Pedro corriendo y le dice:
– Maestro, maestro que viene la prensa
– Señor, perdónales porqué no saben lo que hacen.


Si Jesucristo hubiera tenido un hermano gemelo serian clavados.


– Jesús, ¿qué tal la última cena? ¿Salió cara?
– Qué va, salió cruz.


Llega un Abogado al cielo y toca la puerta, en eso le sale a recibir San Pedro y le pregunta:
– ¿Y tú quién eres?
– Yo soy abogado
– Los abogados no entran aquí.
– Como que no si el cielo es un lugar público… ¿y tú quién eres?
– Soy el Portero y Guardian del Cielo…
– Entonces muéstrame tu “Acta de Nombramiento”.
San Pedro titubea por un momento y se va a preguntarle a Jesús:
– Señor, allí afuera hay un abogado que dice que puede ingresar al cielo porque es un lugar publico
Jesús se acerca con el abogado y le dice:
– Mira, aquí no entra ningún abogado.
El abogado molesto le pregunta:
– ¿Y tú quién eres?
– Yo soy el hijo de Dios…
– Entonces muéstrame tu Partida de Nacimiento”, a ver si es cierto.
Se voltea Jésus y le dice a San Pedro:
– Mira mejor dejamos entrar a este abogado o luego me pedirá el “Acta de Matrimonio” de mi padre y entonces si que estamos jodidos…

Te Recomendamos:   Google chistes

Un ladrón entra en una casa una noche.
Enciende su linterna y mira alrededor, buscando cosas de valor que llevarse.
De pronto, una voz desde la oscuridad le dice:
– Jesús sabe que tú estás aquí.
El ladrón casi se muere del susto al escuchar la voz, apaga su linterna y queda paralizado del miedo.
Espera un rato y no oye nada más.
Sacude la cabeza y continua.
Cuando empieza a tratar de desconectar el televisor, vuelve a escuchar claramente la voz que le dice:
– Jesús te está mirando.
Completamente aterrorizado, el ladrón mueve la luz de su linterna, buscando el origen de la voz.
Finalmente, en la esquina de la habitación, puede ver a un lorito.
– ¿Fuiste tú el que hablaste?
– Sí -le contesta el lorito- Yo solo estoy tratando de avisarte que él te está mirando.
El ladrón, relajado, le dice:
– ¿Así que me estás avisando, eh?, y… ¿quién coño eres tú?
– Moisés -contesta el pájaro.
– ¿Moisés? -se ríe el ladrón-. ¿Qué clase de persona le puede poner de nombre Moisés a un loro?
– La misma clase de persona que le pone por nombre “Jesús” a un ¡Rottweiler!
– ¡¡¡Cógelo, Jesús!!!


Un buen día están jugando al golf Moisés, Jesucristo y un hombre mayor. A esto que coge Moisés se prepara y paff, la bola directa al agua. Toda la gente oooh! y dice Moisés:
– No pasa nada. Coge el palo, lo hinca en el suelo y se separan las aguas le pega de nuevo a la bola y directa al hoyo…la gente se volvió loca.
A esto que llega Jesucristo se prepara y paff, la bola otra vez al agua, pero esta vez queda flotando coge Jesucristo empieza a andar por el agua le pega a la bola y al hoyo.
Ahora le toca al anciano, le pega y la bola directa al agua, pero justo antes de llegar sale un pez, se come la bola y antes de que caiga el pez al agua aparece una gaviota que se come al pez. A la gaviota le cae un rayo, se cae al suelo abre el pico sale la bola y se cuela en el hoyo…a esto que dice Jesucristo:
– Mira papá si empiezas con chulerías yo no juego

Te Recomendamos:   Chistes de cervezas

– Jesús…
– Dime padre…
– Iras a la tierra, te torturarán, pero en tu último aliento, dame una señal y te salvaré…
– De acuerdo padre, daré una palmada…


-Jesús.
-Dígame, Padre.
-Irás a la tierra y te torturarán, pero en tu último aliento, dame una señal y te salvaré.
-Vale, daré una palmada.


Esto es San Pedro en la puerta del cielo, cuando siente una imperiosa necesidad de ir al baño. Entonces llama a Jesús y le solicita que lo sustituya unos minutos durante su ausencia.
Va Jesús y se sienta en el escritorio a recibir a los que intentan entrar y en eso aparece un viejecito al que Jesús le pregunta:
– Abuelo, ¿usted a qué se dedicaba en la Tierra?
– El viejecito responde: ¡Ah…! Yo era carpintero.Tenía una larga barba, muchas canas, era pobre y tuve un hijo fruto de un milagro que fue muy, pero que muy famoso, demás de querido por todos los hombres, especialmente por los niños…
Jesús conmovido lo mira sollozando y le dice:
– ¡¡¡PAPAAAÁ!!!
El abuelito lo mira sorprendido y, muy emocionado, le contesta:
– ¡¡¡PINOCHO!!!


Un borracho ve a un grupo de “bautistas” dentro de un río practicando el rito del Bautismo.
Sín pénsarselo dos veces, el borrachito entra dando traspiés dentro del agua, se acerca al predicador y se queda a su lado.
Entonces el predicador se gira, ve al viejo borracho y le pregunta:
-Señor, ¿está usted preparado para encontrar a Jesús?
El borrachito se da la vuelta y dice:
-Si, lo estoy.
El predicador entonces sumerge al tipo dentro del agua, lo vuelve a sacar y le pregunta:
-¿Ha encontrado a Jesús?
-No -responde el borracho.
El predicador lo vuelve a sumergir un poco más de tiempo y cuando lo saca le pregunta:
-Y, ahora, hermano, ¿has encontrado a Jesús?.
-No – vuelve a responder el borracho.
Enfadado, el pastor lo agarra, sumerge la cabeza dentro del agua durante casi un minuto y enojado le pregunta otra vez:
-Por la gracia de Dios!!! ¿has encontrado a Jesús ya?
El viejo borracho se seca los ojos y medio ahogado le implora:
-No, carajo!!!…pero….está seguro que se cayó por aquí?

Te Recomendamos:   Chistes de cine