Saltar al contenido

Chistes de madres

Chistes de madres
Los chistes de madres son un clásico, hay chistes de madres graciosas, de madres malvadas, de madres despistadas o entrañables…

Chistes de madres

  • – Mamá, mamá… ¿qué es “el eco”? El eco es el único que responde a tu padre.
  • – Mamá, mamá… ¿Cuánto cuesta casarse? No tengo ni idea, hija, todavía no he terminado de pagar las consecuencias.
  • – Mamá, mamá… ¿Alguna vez te has casado por la iglesia o en una ceremonia civil?
  • – Mamá, mamá, en la escuela me llaman gángster. No te preocupes, hijo, yo me encargo.
  • – Mamá, mamá, en la escuela me llaman Sherlock Holmes. ¿Quién, hijo? Cállate, yo hago las preguntas.
  • – Mamá, mamá, llévame al circo. De ninguna manera, cualquiera que quiera verte debe venir a casa.
  • – Mamá, mamá, me mordió una serpiente. ¿Qué? ¿Cobra? No es gratis.
  • – Mamá, ¿qué haces frente a la computadora con los ojos cerrados? Nada, hijo, es que Windows me dijo que cerrara los ojos…
  • – Mamá, mamá, en la escuela me llaman Cabezón y los persigo. Ah, ¿y los persigues? Nunca porque se esconden en callejones estrechos.
  • – Mamá, mamá, tengo dos noticias, una buena y otra mala.
  • – Mamá, mamá, en la escuela me llaman marica. Bueno, dale al que dice eso.
  • – Mamá, mamá, en la escuela me llaman mentiroso. Pero hijo, tú no vas a la escuela.
  • – Mamá, mamá, ¿puedo ir a una fiesta de 15 años? No, cariño, es demasiado larga.
  • – Mamá, mamá… Los fideos se están pegando. No importa, hijo, deja que se maten entre ellos.
  • – Mamá, mamá… ¿por qué me llaman “fin de semana” en la escuela? No lo sé, el domingo.
  • – Mamá, mamá, están llamando a la puerta. Deja que se defienda.
  • – Mamá, mamá… ¿Puedo jugar con el abuelo? Bueno, pero luego entiérralo de nuevo, ¿sí?
  • – Mamá, mamá, en la escuela me llaman egoísta.
  • – Mamá, mamá, en la escuela me llaman peludo. Juan el perro me está hablando.
  • – Mamá, mamá, en la escuela me llaman el despistado.
  • – Mamá, mamá, por qué el abuelo está corriendo por el patio? – Hijo cállate y dame más cartuchos.
Te Recomendamos:   Chistes de móviles