Saltar al contenido

Chistes de negros

Chistes de negros
Chistes de negros
El humor que se viste de negro tiene sus fans incondicionales… Es quizás la mayor expresión del humor. Es un humor culto, inteligente, atrevido, mordaz e inquietante… pero de risa. Las cosas serias (la muerte, la enfermedad u otras desgracias…) están atravesadas por el sentido del humor satírico y la desinhibición. Un humor corrosivo, subversivo y a veces incorrecto…

Chistes de negros

Pancracio, te pasa algo. – Casi atropello a mi suegra.
¿Te han fallado los frenos? – ¡No, no, el acelerador!


¿Qué es lo peor que le puede pasar a un perdedor?
Que su mujer se llama Victoria.


Poco después de morir su marido, murió misteriosamente, dos vecinos de un pueblo de León cuchicheaban entre ellos. Uno le dijo al otro: Parece que recibió un correo electrónico, que la dejó paralizada de la impresión:
El correo decía: Querida esposa. Todo está preparado para tu llegada, tu marido, eterno enamorado, te espera impaciente. Adalberto
PD: Aquí hace mucho calor.


Dos hombres que se movían muy rápido en los estrechos pasillos del supermercado con sus carritos de la compra, chocan uno con otro escandalosamente ¡¡quas!!!!:
“Disculpe por favor, estoy buscando a mi señora” dijo uno de ellos.
“Pero qué casualidad que yo también estoy buscando a la mía y ya estoy desesperado” le contestó el segundo.
“Bueno, tal vez podamos ayudarnos mutuamente, he visto muchas damas por aquí, ¿cómo es su esposa?”.
“Es alta, con ojos expresivos, pelo castaño claro, piernas muy bien torneadas, esbelta, pechos firmes, en fin muy bonita… ¿y la tuya?”
“Olvida la mía, vamos a buscar la tuya…”

Te Recomendamos:   Cómo salir del desierto con una naranja

¿Sabes por qué es un delito tirar a 2 negros en un 600 por un barranco?
Porque caben 4.


Un caballero a un amigo suyo:
– Chico, mi mujer dice que no siente nada conmigo cuando hacemos el amor.
– ¿Has probado a poner un negro abanicando cuando lo haces? ¡no falla!
El tipo contrata a un negro y este empieza a abanicarse mientras está en la cama con la mujer, pero ella ni se entera de lo que le está haciendo, el hombre se levanta y le quita el abanico al negro y le dice que pruebe a ver si funciona con él, el negro empieza a follarse a la mujer mientras el otro se abanica y ella empieza a gritar de placer, y el tipo exclama….
– ¡¡¡¡Estos negros no saben ni abanicar más!!!!


Hay un abuelo negro y su nieto y….
– Abuelo, ¿por qué tenemos la piel negra?
– Porque el sol no nos quema cuando caminamos por la sabana.
– Abuelo, ¿por qué tenemos el pelo corto y rizado?
– Para que cuando caminemos por la selva no nos enredemos en las ramas de los árboles.
– Abuelo, ¿por qué tenemos la nariz tan ancha?
– Para poder oler a los animales salvajes y huir de ellos antes de que nos vean.
– Abuelo, ¿entonces qué hacemos en Nueva York?