Saltar al contenido

Chistes de nieve

Chistes de nieve
Chistes de nieve
Chistes de lengua para contar a los amigos y familia.

Chistes de nieve

Un sacerdote es enviado a Alaska. Un obispo viene a visitarlo un año después y le pregunta:
– ¿Y cómo te va aquí?
– Bueno, si no fuera por mi rosario y mis dos whiskys al día, estaría completamente perdido. Por cierto, ¿quieres un whisky?
– Sí, por favor.
– ¡Rosario! ¡Trae un whisky al obispo!
La razón por la que el frío no tiene amigos
Un día alguien dijo a los niños: – No entréis ahí porque hace frío.
Y esa es la razón por la que el frío no tiene amigos…


Un profesor advierte a sus alumnos de los peligros de salir a la calle cuando hace frío con la ropa equivocada y les cuenta una pequeña historia:
– Había una vez un niño que estaba tan ansioso por salir a jugar con su trineo que no se puso el abrigo ni la bufanda. Cuando salió a jugar el frío le provocó una neumonía y en pocos días el niño murió.
La maestra hizo una pausa para que la moraleja de esta historia se asentara. Desde el fondo se oyó una voz que preguntaba
– Profesor muy bonito el cuento, pero ¿qué pasó con el trineo?


– Mamá, mamá, hace frío fuera.
– Bueno, hazla pasar.


– ¿Qué hace un tacaño si tiene frío?
– Se queda junto a la estufa.
– ¿Y si tiene mucho frío?
– La enciende.


Luz y Jorge, una joven pareja de recién casados, compraron una vieja casa en el norte del estado de Nueva York a una pareja de ancianos. Cuando llega el invierno, la joven pareja empieza a preocuparse por la calefacción del nuevo hogar. El chico le dice a Luz:
– Mi amor, si ellos pudieron vivir aquí todos estos años, nosotros también podemos.

Te Recomendamos:   Chistes de disléxicos

Una noche de noviembre, la temperatura llega a bajo cero, y la mujer se despierta y ve que los cristales del interior de las ventanas están cubiertos de escarcha. Al día siguiente, Jorge llama a los vendedores para preguntarles cómo han mantenido la casa caliente durante el invierno. Tras un breve diálogo, cuelga. Luz le mira y pregunta con ansiedad:
– ¿Qué te han dicho, Jorge?
Después de unos minutos, Jorge murmura:
– Desde hace 30 años, se van a Florida a pasar el invierno.


Gabriela le dice a Raúl:
– Acabo de hablar por teléfono con Sara, que está en Minnesota.
Raúl comenta:
– Vaya, debe hacer frío allí….
La mujer asiente y dice:
– Sí, y desde esta mañana la nieve llega casi hasta la cintura y sigue cayendo. La temperatura está bajando mucho y el viento del norte es cada vez más fuerte.
Su marido no ha hecho otra cosa que mirar por la ventana de la cocina durante todo el día. Sara dice que si empeora, tendrá que dejarle entrar en la casa.


Había una vez un hombre perfecto que conoció a una mujer perfecta, se hicieron novios y tuvieron una relación perfecta durante dos años hasta que se casaron. Su matrimonio fue perfecto y su relación siguió siendo perfecta.
En la víspera de Navidad del año pasado, la pareja perfecta conducía su coche nuevo y perfecto por una calle no tan perfecta, y encontraron a Papá Noel sentado en la nieve porque su trineo se había estropeado. La pareja perfecta cargó a Papá Noel con todos sus juguetes en el coche nuevo perfecto, y empezó a repartir juguetes casa por casa, pero el tiempo empeoró y tuvieron un accidente, ¿quién de los tres sobrevivió?
Ninguno, porque los tres son una fantasía.

Te Recomendamos:   Chistes nivel de inglés