Saltar al contenido

Chistes de pájaros

Chistes de pájaros
Chistes de pájaros
¡Los mejores Chistes de pájaros en una sola web!

Chistes de pájaros

En un concurso de pájaros es el turno de un francés, un inglés y un español:
El francés lleva un halcón, le quita la capucha y lo deja volar. A los pocos segundos el halcón estaba bastante alto, saca una paja del bolsillo y la lanza al aire, el halcón baja en picado alcanzando una velocidad de 120 km y consigue recoger la paja antes de que caiga al suelo, obtiene 8 puntos.
Ahora es el turno del inglés, trae un águila real, le quita la capucha, la suelta para que vuele y cuando está muy alto, saca una paja, la parte en dos y la lanza al aire, el águila baja en picado a una velocidad de 160 Km. y consigue recoger los dos trozos antes de que toquen el suelo, se le otorgan 9 puntos.
Es el turno del español, que trae un loro de casa y se le oye gritar:
– ¡Quita esta mierda de mi cabeza, no veo nada!
Cuando lo hace, el loro se escapa para volar, cuando va muy alto el señor saca una pajita, la corta en tres y la lanza al aire, el loro se sumerge alcanzando la vertiginosa velocidad de 240 km, y cuando se está acercando al suelo le grita al dueño:
– ¡Tira más paja, tira más paja, cabrón, me voy a matar!


Un borracho llega a su casa como un borracho… y llama a la puerta de su casa toc…toc…toc… y no le abren, empieza a gritar a su mujer:
– Golondrina hip….hip…. abre la puerta, palomita, abre la puerta hip…hip…, abre la puerta; gorrión de pecho amarillo, abre la puerta hip…hip…, ¡abre la puerta!
– En ese momento su mujer abre tiernamente la puerta, cuando la ve, el borracho la ve y dice
el borracho la ve y le dice:
-¿Por qué no me has abierto la puerta URRACA?

Te Recomendamos:   Chistes militares

Un pajarito iba volando a toda velocidad por la autopista en dirección contraria y de repente choca con un automovilista.
¡Paooofff!
El automovilista se detiene y dice:
– ¡No puede ser, he matado a un pobre pajarito!
Llega al lugar donde cayó el pájaro y lo encuentra aún vivo, lo recoge, lo lleva a casa, lo mete en una jaula, le da leche y agua, le da alpiste.
Al cabo de un rato, el pájaro recupera la conciencia, se despierta, ve la jaula y dice: “¡No puede ser!
– No puede ser, ¡he matado a un policía y estoy en la cárcel!


Un hombre va al circo en busca de trabajo y el dueño le pregunta:
– ¿Qué sabes hacer?
– Imitar a los pájaros
– ¡Ja! Todo el mundo sabe hacer eso
– Oh… bueno… en ese caso…
Y el hombre se fue volando


Jaimito está en clase y el profesor le dice:
-Jaimito si hay 3 pájaros en un alambre y das un tiro y matas a 1, ¿cuántos pájaros quedan?
-Ninguno.
A ver, Jaimito, si matas 1 de los 3 pájaros te quedarán 2.
-No, señorita, si disparas a 1 y matas a 1, los otros se irán volando, por lo que no quedará ninguno.


-La respuesta no es correcta pero me gusta tu lógica.
Al día siguiente Jaimito llega a clase y le dice a la profesora:
-Señorita, si 3 mujeres entran en una heladería y piden 3 helados, una de ellas lo lame, otra lo chupa y otra lo muerde. ¿cuál es la casada?
A lo que la profesora responde:
-La que lo chupa.
Y Jaimito responde:
-No señorita la que tiene el anillo en el dedo, pero me gusta su lógica.

Te Recomendamos:   Chistes de tortugas

Un día la maestra le preguntó a Jaimito:
– Con esta pata de pájaro, dime cuál es el tipo de pájaro, cuánto come cada día y cuántos huevos hay en cada puesta.
Y Jaimito dice:
– ¿Y cómo lo voy a saber con una sola pata de pájaro?
Y el profesor dice:
– Jaimito, has fallado, dime tu nombre y tu apellido.
Y Jaimito dice:
– Adivina.


– ¿Qué pesa más, un pájaro de tres kilos o un bebé de tres kilos?
– El pájaro. Porque pesa 3 kilos y un bit….


Jaimito estaba sentado en clase haciendo problemas de matemáticas cuando su profesor le pidió que respondiera a una pregunta:
– Jaimito, dijo, si hubiera 5 pájaros posados en el alféizar de una ventana y le dispararas a uno con una pistola, ¿cuántos pájaros quedarían?
– Ninguno, respondió Jaimito, porque uno moriría y el resto se iría volando.
– Bueno, la respuesta que buscaba era cuatro, dijo el profesor, pero me gusta tu forma de pensar.
Entonces Jaimito dijo:
– Tengo una pregunta para ti. Si hubiera tres mujeres sentadas en un banco comiendo cucuruchos de helado, una estuviera lamiendo el helado, la segunda lo estuviera mordiendo y la tercera lo estuviera chupando? ¿Cuál de ellas estaría casada?
La profesora se sonrojó y respondió tímidamente:
– Bueno, no estoy segura. Supongo que el que estaba chupando.
– No, dijo Jaimito, la que estaría casada es la que tiene la alianza en el dedo, pero me gusta su forma de pensar.


Una rubia y una morena pasean por un parque.
– (la morena) ¡¡¡Arg, qué asco, un pájaro muerto!!!
– (la rubia, mirando al cielo) ¿Dónde?

Te Recomendamos:   Chistes de moscas