Saltar al contenido

Chistes de superman

Chistes de superman
Chistes de superman
Anteriormente hemos hecho una selección de chistes de superhéroes. Aquí tenemos algunos sobre Superman.

Chistes de superman

  • – ¿Cómo pasa Superman entre la multitud?- Con su permiso.
    – Mamá, mamá… En la escuela me dicen “Superman”.- Ay, hijo, otra vez te has puesto el calzón arriba del pantalón.
  • 1º acto: Superman toca el timbre en una casa.
    2º acto: Batman toca el timbre en una casa.
    3º acto: El Hombre Araña toca el timbre en una casa.
    ¿Cómo se llama la obra?Los Titanes del Ring.
  • – ¿Por qué los hijos de Superman son tan bien portados?- Porque son super tranquilos.
  • – ¿Qué se pone Superman para ir a una cita?- Su perfume.
  • – ¿Qué pasa si te tomas una foto con flash?- Superman se pone super celoso.
  • Adivina, Adivinador, ¿Quién dijo lo siguiente?
    “Estoy cansada de coser botones”.Respuesta: La mamá de Superman.
  • Superman escribió en la pared: “Batman es un cobarde”.Al día siguiente Batman escribió en la pared: “Superman es Clark Kent”.
  • Había una vez un loro que solo sabía decir las palabras “Hawái”, “acompáñame” y “Superman”.
    Un día entraron unos ladrones a la casa donde vivía con sus dueños, y uno de los ladrones le preguntó:
    – ¿Quién es tu dueño?
    Y el loro le contestó:
    – Superman, Superman, Superman.
    Luego el ladrón le preguntó al loro:
    – ¿Dónde están los dueños de la casa?
    Y el loro le contestó:
    – En Hawái, en Hawái, en Hawái.
    Entonces el ladrón impaciente le gritó al loro:
    – ¡¡Vete al diablo!!
    Y el loro le contestó:- ¡Acompáñame, acompáñame!
  • Un mosquito fue al cine a ver la nueva película de Superman. El insecto estaba tan entusiasmado con la película que en cuanto salió del cine se compró un disfraz de superhéroe, y luego empezó a volar por la ciudad gritando:
    – ¡Suuuupermaaan, Suuupermaaan, Su-su-suuupermaaan!
    Después de unas pocas horas, el mosquito estaba triste porque no podía llamar la atención. Así que entró en una casa e hizo lo mismo. Un hombre que leía el periódico en la casa empezó a sentir la incomodidad del mosquito. Después de unos minutos, agarró el “Flic” (insecticida) y lo roció sobre el mosquito, y el mosquito, antes de morir, dijo convulsivamente:- ¡Nooooooo, flictonita!
Te Recomendamos:   Chistes de cubanos