Saltar al contenido

Chistes de voz

Chistes de voz
Chistes de voz
Como habrás oído, un día sin risas es un día perdido, así que saber un par de chistes para suavizar el humor de tu jefe, hacer feliz a tu pareja o ser el alma de la reunión, nunca hace daño.

Chistes de voz

  • Este es un hombre que va al médico porque tiene una voz muy alta.
    – Doctor, verá… Me gustaría tener una voz normal (lea esto en la voz de un niño).
    – La única solución que puedo ver es cortarle el pene… Es demasiado grande.
    Después de pensarlo durante mucho tiempo, el niño está de acuerdo.
    Unos días después, el mismo paciente aparece en la consulta con una voz viril:
    – Verá, doctor… Estoy muy contento con mi nueva voz pero mi esposa no está tan contenta… …así que me gustaría que me pusiera el pene de nuevo.
    – Santa Rita, Rita, Rita… lo que se da, no se quita (este último debe ser leído con voz de niño).
  • – A ver, Jaimito, puedes nombrarme a tres miembros de la familia de los roedores ?
    – Hum… papa roedor, mama roedora, y bebe roedor.

     

  • Jaimito le pregunta a su padre
    – Papá, ¿tu regañarías a un niño que no ha hecho nada?
    – ¡Claro que no, hijo!
    – ¡Uf, menos mal! ¡Porque no he hecho los deberes!

     

  • El padre de Jaimito le pregunta:
    – ¿Por qué pones las manzanas en la ventana?
    – Porque hace un frío que pela

     

  • – Jaimito, si tengo 15 manzanas en una mano, y 10 en la otra, ¿qué tengo?
    – Las manos muy grandes.

     

  • – A ver Jaimito, si digo tuve mucho dinero, es tiempo pasado, pero ¿y digo soy hermosa?
    – Un exceso de imaginación

     

  • – Jaimito, conjuga el verbo: Andar.
    – Yo ando….. tu andas….. él anda.
    – ¡Mas deprisa Jaimito!
    – Yo corro, tu corres, el corre…

     

  • – ¡Jaimito, en clase no se puede dormir!
    – Ya lo sé don Servando, no para usted de hablar.

     

  • – Jaimito, dime un pronombre.
    – ¿Quién yo?
    – ¡Muy bien!

     

  • – Jaimito, qué cinco libroste llevarías a una isla desierta.
    – ¿¡Tengo que leer cinco libros!?

     

  • – Profe, ¿usted me castigaría por algo que no hice?
    – Uff, menos mal porque hoy no hice mi tarea.
Te Recomendamos:   Chistes japoneses