Saltar al contenido

Chistes del pollito

Chistes del pollito
Chistes del pollito
A continuación te mostramos los mejores Chistes del pollitos para que compartas con amigos y familiares.

Chistes del pollito

  • ¿Qué es una cosa amarilla, presionas un botón y se vuelve roja?
    Un pollo en la licuadora
  • Había un pollo fuera de un asador.
    ¿A qué te dedicas, pollito?
    Estoy esperando a que mi mami se baje de la noria.
  • ¿Dónde estudian los pollos? En el politécnico. ¿Qué quieren ser los pollos cuando crezcan? ¡Bueno, policías!
  • Un tigre le pregunta a un polluelo cómo se llama.
    -pollito…. y tú?
    -tigrito
    -nu nu megrites
  • ¿Por qué las gallinas aman tanto a sus polluelos?
    Porque les cuesta un huevo tenerlos.
  • Había un pollito llorando, y un gallo vino y dijo:
    – ¿Por qué estás llorando?
    Y él le respondió:
    – Porque mi madre fue a una sopa de pollo, ¡y aún no ha vuelto!
  • Un pollito con un cuadradito de queso suizo camina muy triste, dando pequeños pasos.
    y dos pollos lo miran y se dicen el uno al otro
    “Mira al pobrecito que lleva las cenizas de su madre.”
  • Un tipo en la oficina del veterinario:
    -¿puedo tener cien pollos?
    La semana siguiente:
    -Hola, ¿puedo tener cien pollos?
    Así que cuatro semanas seguidas, hasta que el veterinario le pregunta:
    -¿Qué haces con todos esos pollitos?
    -No sé si los planto mal o si no los riego lo suficiente, ¡pero se están muriendo!
  • Había un pollito tan, pero tan listo que en vez de decir pi decía 3.1416
  • Dice que un niño que vivía en el altiplano donde la temperatura en invierno desciende a cero grados centígrados, fue a vivir durante tres meses a la casa de uno de sus tíos que se dedicaba a criar pollos en la costa,… pio pio… cada día el niño escuchaba como el cobertizo para los polluelos estaba muy cerca de la casa, antes de volver a casa sus tíos decidieron darle una caja preparada para incubar huevos con un huevo dentro, el niño volvió felizmente a su casa en la sierra, cuando llegó la fecha de la aparición del polluelo, el niño observó toda la noche antes de la inminente llegada del pajarito. Cuando el polluelo terminó de romperlo, sacó la cabeza y después de mirar de izquierda a derecha, algo asustado y sin decir nada, volvió al huevo: pu pu pu pu, “qué clase de pollo es este” pensó el niño, “eso no dice pio pio sino pu pu”.
Te Recomendamos:   Chistes de psiquiatras