Skip to content

Chistes Feministas

chistes feministas

¿En qué se parece el hombre al mouse del computador? En que sólo sirve cuando lo presionas y lo arrastras.

¿Qué es un pasillo de dos puertas para un hombre? Un laberinto. ¿Por qué a los hombres no les afecta la enfermedad de las vacas? Porque son unos cerdos.

¿Qué le dice un hombre a otro hombre? Nada, porque los animales no hablan.

¿En qué se parecen los hombres a las computadoras? Que tienen memoria, pero cerebro no.

¿Cómo se les dice a los hombres cuando pierden la inteligencia? Viudos.

Chistes Feministas

¿En qué se parecen los hombres a los moscos? En que están ahí, te molestan, te los quitas, y vuelven a salir.

Los hombres son como las monedas falsas, pasan de mano en mano y la más tonta se la queda.

¿Cómo se llama a un hombre montado en un burro? Un burro de dos pisos.

¿Por qué los hombres tiene una neurona más que los caballos? Para que no se caguen en los desfiles.

¿Por qué los hombres se parecen a las computadoras? Porque a la hora de la hora se les cae el sistema.

¿En qué se parece un hombre a un caracol? Son babosos, se arrastran por el piso, y creen que la casa es suya.

¿En qué se parece un hombre a un teléfono público? En que de 1.000 sólo sirve uno, y siempre está ocupado.

¿En qué se parece un hombre a un cerdo? En que el cerdo come basura.

¿Por qué no se puede encontrar a un hombre guapo e inteligente a la vez? Porque sería una mujer.

Los hombres son como los delfines, se dicen que son inteligentes, pero no se ha comprobado.

Más Chistes Feministas

¿Qué es una hoja partida en la mitad para un hombre? Un rompecabezas.

¿En qué se parece el hombre a los caballitos de mar? En que se creen potros y son unos pescados.

¿Por que Dios hizo primero al hombre y después a la mujer? Porque como los grandes artistas primero hacen el borrador.

La esposa le dice al esposo: -¿Por que no arreglas la luz del pasillo? El esposo contesta: -¡Pero si yo no soy electricista! -¿Por que no arreglas ese mueble de la cocina? -¡Pero si yo no soy carpintero! Un día llega el esposo y ve que la luz y el mueble están arreglados y el esposo le pregunta: – ¿Cómo has arreglado todo? -Vino el vecino nuevo y lo arregló todo. -¿Y te cobró algo? -¿Bueno, me dio a elegir entre hacerle una tarta o acostarme con él -¿Y de que le hiciste la tarta? -¡Pero si yo no soy pastelera!

Vídeos de Chistes Feministas