Skip to content

Chistes Locos

chistes de locos
Chistes Locos
Los chistes locos más divertidos, cortos, largos y de todos los colores. Respira hondo y prepárate para reírte un rato.

Chistes Locos

Paradoja temporal

Está un loco muy concentrado escribiendo algo en una hoja papel. Llega otro loco y le pregunta:
–Hola, ¿qué haces?
–Escribo una carta para mí mismo.
–Ah… ¿Y qué dice?
–No lo sé, me llega mañana.

La pared misteriosa y fascinante

En un manicomio, está uno de los locos con la oreja pegada a la pared, escuchando atentamente. Así día y noche. En eso, pasa por allí el director del manicomio, y el loco le hace señas para que escuche también. El director se acerca, pone en la oreja en la pared… y al rato dice:
–No oigo nada.
Y el loco asiente y responde en voz baja:
–Oye, ¡pues así todo el día!

Estudiando la guía

Está un loco, en un manicomio, leyendo una guía telefónica. Se le acerca otro loco:
–¿Qué haces?
-Estoy estudiando la guía telefónica.
–¿De memoria?!!
-¡No, hombreee! ¡comprendiéndola, comprendiéndola!!!

Locos por los números

El director de un manicomio, por temas de presupuesto, tiene que soltar a un loco. Para decidir a cuál soltar, reúne a los tres menos pirados. Le pregunta al primero:

–A ver, ¿cuánto son 6 por 6?
–¡Febrero!
–¡Uf! ¡Este está fatal! ¡Devolvedlo a su habitación!

Se dirige al segundo:

-Venga, tú, ¿cuánto son 6 por 6?
-¡Mil!
-¡Nada, otro zumbado! Quitadlo de mi vista.

Por último:

-A ver, tú, concéntrate… ¿cuánto es 6 por 6?
–36
–¡Anda, pues sí! ¿y cómo has llegado a esa conclusión?
–Pues muy fácil: ¡dividiendo febrero por mil!

¿Cuál es el pan mas loco?

–¿Cuál es el pan mas loco?
–El pan rayado.

Adivinanzas de Locos

Un loco se encuentra con su amigo también loco y le enseña el puño cerrado y le dice:
–¿A que tú no adivinas qué es lo que tengo en la mano?
–Ummmmm… ¡¡Un elefante!!
El loco del puño cerrado, un poco fastidiado, hace una mueca de desconcierto y dice:
–Bueno, sí, pero… ¿de que color??

El loco de caza

Está un loco cazando y de repente ve un pato volando. Coge veloz la escopeta y dispara. ¡¡¡Pum, pum!!! El pato cae de inmediato a sus pies. El loco se queda asombrado, mira sus manos y dice:
– ¡Coño, pero si no tenía escopeta!
El pato se levanta de un salto y grita:
– ¡¡¡Cabrón!!! ¡Con el susto que me has dado!

Más Chistes de Locos

  • Iba caminando un loco por la piscina del manicomio y encuentra a otro loco ahogándose, al verlo, este salta a la piscina y salva a su amigo.
    Al otro día viene el médico y lo felicita al loco por haber salvado a su compañero.
    -Médico: Gracias señor por haber salvado a su compañero, pero desgraciadamente hoy lo encontramos muerto colgado del árbol.
    -Loco: Ah que lástima, justo que ayer yo lo había puesto a secar.
  • Dos enajenados mentales se escapan del manicomio y andando por el campo se encuentran una escopeta, uno le pregunta al otro:
    ¿para qué sirve ese artefacto?
    El otro le contesta que no tiene ni idea, el primero se pone a mirar por el cañón y el otro aprieta el gatillo ¡¡boooooon!!. Le dice el que apretó el gatillo al otro:
    no me mires con esa cara que yo también me asuste!
  • Estaban dos locos planeando escaparse del manicomio y uno le dice al otro:
    Ve a ver el tamaño de la pared, si es baja la saltamos y si es alta tendremos que buscar otra forma de salir.
    Va el loco a ver la pared, vuelve. Y el otro loco le dice:
    ¿Qué pasó?
    No vamos a poder escapar.
    ¿Por qué?
    Porque no hay pared.
  • Va un loco paseando una piedra atada a una cuerda. En esto que se le acerca el director del centro, que ya estaba harto de tanto loco, y le pregunta:
    -Que, paseando al perrito, ¿no ?
    – Pero que perrito, no se da cuenta de que es una piedra ?
    – Muy bien, muy bien, para que vea que nosotros somos sensible a las mejo ras de nuestros pacientes le voy a dejar en libertad. Total que sale el loco a l a calle con su piedra y vuelve la cabeza y dice:
    – Ves lo que te dije, Sultán, si no ladrabas les engañaríamos !
  • En un manicomio, un par de médicos están practicándoles exámenes a los locos para ver si alguno de ellos ya había mejorado. Así que pintan una puerta en la pared y los apremian:
    “Vayan a abrirla”.
    “Todos los chalados inmediatamente se levantaron a abrirla; solamente uno se quedó sentado. Los doctores, al ver esto, se dijeron entre ellos:
    “Mira, parece que ya se compuso, vamos a verlo”.
    Se dirigen hacia el orate solitario:
    “¿Por qué no te levantaste, como tus otros compañeros, a abrir la puerta?”
    “Es que yo traigo la llave”, responde sonriendo con picardía.

Vídeos de Chistes de Locos