Saltar al contenido

Chistes química

Chistes química
Chistes química
Humor químico: no hace falta saber mucho de ciencia para entenderlos, pero quizá haya que ser científico para encontrarlos divertidos.

Chistes química

– Mi novia me dejó una nota en la mesa que decía:
“Me voy, no hay química”.
– No lo entiendo, si le han cancelado la clase ¿por qué se va?


– ¿Cómo se despiden los químicos?
– El ácido un placer


– ¿Qué son 50 físicos y 50 químicos juntos?
– Pues son 100 científicos


– ¿Por qué un matemático y un físico dejaron su relación?
– Porque no había QUÍMICA entre ellos.


– Dime rubia… ¿A qué corresponde esta fórmula química H2O+CO+CO?
– Claro, yo tampoco soy tan tonto, eh, porque eso es agua de coco….


Profesor: Pepito, ¿cómo se llama el compuesto
químico para evitar el embarazo?
Pepito: Nitrato para ponerlo.


¿Qué son 8 bocabits? ¡¡Un Bocabyte!!


Un ladrón encapuchado que va a robar a un transeúnte y le dice
– ¡Dame todo lo que lleves encima!
– No tengo nada, ni siquiera un billete… Soy un ingeniero de telecomunicaciones…
Entonces, el ladrón se quita la capucha y le dice: “¡NO ME LO DIGAS!
– ¡NO ME LO DIGAS! ¿En qué año?


En una fiesta, e^x está en un rincón apartado. De repente, cos(x) se acerca y le dice
– Dude…. ¡Inténtalo!
A lo que e^x responde:
– ¡Qué más da, me da igual!


Dios está con los 12 apóstoles. Pide silencio y dice
– y=x^2
Todos los apóstoles se quedan callados sin entender nada y le preguntan a San Pedro qué está diciendo.
– ¿No lo entienden? ¡Ha dicho una parábola!

Te Recomendamos:   Chistes de pueblo

Un físico, un matemático, un químico y un tipo de telecomunicaciones en una cafetería discutiendo:
El físico dice:
– Dios era un físico. Todo se basa en las leyes generales de la física: la relatividad, la gravedad…
El matemático responde:
– Nada de eso. Dios era un matemático. Todo se basa en las increíbles ecuaciones matemáticas.
Por su parte, el químico responde:
– Te equivocas… Dios era un químico. La vida misma se basa en el carbono.
En ese momento, los tres vuelven sus miradas hacia el telecomunicador, que escucha en silencio, y el físico le pregunta “¿Dirás que Dios era un telecomunicador?
– ¿Dirás que Dios era un telecomunicador, no?
Y él responde:
– No, pero lo intentó