Saltar al contenido

Chistes sevillanos

Chistes sevillanos
Chistes sevillanos
Chistes de sevillanos para divertirse.

Chistes sevillanos

  • Un vasco entra en una tienda con una motosierra eléctrica:
    – Oiga, usted me dijo que esta motosierra que he comprado cortaba cien árboles a la hora. La he probado, y como mucho corta cincuenta.
    – Pues no se preocupe que ahora la probamos…
    Arranca la motosierra el dependiente, y al oirla dice Patxi:
    – Aibalaostia tú, ¿y ese ruido?
  • En una entrevista de trabajo para escoger taladores de árboles están un brasileño, en norteamericano y un vasco. El entrevistador pregunta: «¿Y ustedes qué experiencia tienen?».
    Estadounidense: «Pues yo estuve en el norte de Canadá talando árboles».
    Brasileño: «Eu estivem no Brazil a silva du Amazonas».
    Vasco: «Pues yo estuve en el Sahara».
    Entrevistador: «¡Pero si en el Sahara no hay árboles!»
    Vasco: ¡Eso es ahora!
  • Dos vascos a la salida de un examen de matemáticas.
    – Oye, Iñaki, ¿A ti que te dió el segundo problema?
    – ¿A mí? Infinito.
    – ¿Sólo?
  • Patxi, dónde vas con ese saco?
    – A por abono pa las fresas pues!
    – Ah, ¡yo las prefiero con nata!
  • Se encuentran dos bilbainos por la calle y uno le dice al otro:
    – ¿De dónde vienes?
    – Pues nada, he ido a comprar 300 vacas, 500 bueyes, 400 ovejas y 30 toneladas de madera.
    Y el otro le dice:
    – ¡Sí que montas tú pronto el Belén este año!
  • Tres borrachos que llegan a la estación. ‘DIN DON DIN! El tren con destino a Sevilla, sale ahora mismo por la vía 4’.
    Se ponen a correr pero el Jefe de estación ayuda a uno a subir, ayuda al
    otro, y cuando llega al tercero el tren ha cogido ya velocidad, y no puede
    subirlo.
    – Lo siento, pero ya es tarde.
    + Pues más lo van a sentir ellos, que habían venido a despedirme.
  • Un guía sevillano les explica a los turistas:
    + Y aquí Carlos V mandó construir un castillo
    – Pero si aquí no hay ningún castillo
    + Y… lo mandó construir, lo que pasa es que no le hicieron ni caso.
  • Un niño de 7 años en la Maestranza de Sevilla, con un gorro de sevillano, y un puro de a metro. Y le dice otro espectador: «Oye chaval! ¿No te vas a marear con eso?»
    – ¿Yo? El que se debe estar mareando es mi padre que debe estar buscando la entrada, el gorro y el puro.
  • Hay un congreso internacional de policías en Zevilla y estan un poli americano, un poli ingles y un guardia civil tomándose un finito en una taska durante un descanso.
    El poli americano se abre un poco la camisa y muestra una cicatriz de 10 cm y dice (con acento): «New York city».
    El poli ingles se remanga el brazo y muestra una cicatriz que da pena y miedo verla y dice (tambien con acento): «London city».
    Finalmente el guardia civil se baja un poco los pantalones y mostrando una cicatriz dice: «Apendi-siti».
  • Un sevillano llega al Centro de Granada y se sienta en un bar.
    • Llama al camarero y le dice: «Mi arma, ven ‘pacá».
      El camarero llega y le dice: «Aquí en ‘Graná’ no se dice mi arma, así que no me vuelvas a llamar así. Puedes llamarme Jefe, Camarero, Tío, pero ‘mi arma’…no lo vuelvas a decir…».
      El sevillano se empieza a cabrear y le dice: «Vale, tío, no pasa ‘ná’. ‘Porme’ una ‘servessita».
      A lo que el camarero le contesta: «Aquí en ‘Graná’ no tenemos ‘servessitas’, te puedo poner una cerveza, una caña, un tanque, un tubo, pero una ‘servessita’…no»
    • El sevillano ya con un rebote impresionante le dice:
      «Joé, po porme una CAÑA, TIO. Y de camino tráeme unas olivitas».
      El camarero mira al sevillano con desprecio y moviendo la cabeza hacia los lados le dice: «Aquí en ‘Graná’ no tenemos olivitas, te puedo poner unas aceitunas si quieres…»
    • El sevillano ya aguantándose para no lanzarse a por el camarero le dice: «Vaya como es el tío, pues ‘porme’ unas ‘ASSEITUNAS».
    • El camarero se va y le trae lo que le ha pedido. El sevillano paga al camarero y cuando le devuelve el cambio le dice: «Un segundo, que tengo curiosidad, aquí en Granada ¿cómo llaman a los imbéciles???».
Te Recomendamos:   Chistes de idiomas