Saltar al contenido

Chistes sobre la edad

chistes de edad
Chistes sobre la edad
¡Chistes sobre la edad muy divertidos!

Chistes sobre la edad

Si bebes como un poseso y fumas como un carretero durante cien años, envejecerás.

– María, dime la verdad, ¿cuántos años tienes?
– 25.
– ¡Pero si me dijiste 25 el año pasado!
– A ver si te crees que soy de los que primero dicen una cosa y luego otra.


Un tipo de 47 años muy preocupado por parecer joven decide hacerse un lifting facial. Una vez operado, el tipo sale de la clínica muy contento con su nueva cara. Se detiene en un puesto de periódicos, compra uno y le pregunta al vendedor: “Dígame amigo, me gustaría que me respondiera a una pregunta: ¿cuántos años cree que tengo?”.
El quiosquero le dice: “No sé… unos 32”.
Feliz de la vida, el tipo le dice: “En realidad tengo 47”.
Entonces este buen hombre entra en un McDonald’s, pide una hamburguesa y le hace la misma pregunta a la cajera.
La cajera le dice: “Calculo que tiene usted 29 años”.
El hombre, cada vez más contento, dice: “No, tengo 47”.
A continuación, toma el autobús para volver a casa y se sienta junto a una anciana.
Una vez más, el tipo hace la pregunta: “Perdone, señora, ¿cuántos años cree que tengo?”.
La ancianita le mira pensativa con la cara llena de arrugas y le responde: “Mire, hijo, ya tengo 85 años y no veo bien. Sin embargo, cuando era joven tenía un método para adivinar la edad de los hombres; metía la mano en sus calzoncillos y les decía la edad correcta.”
El hombre dudó un poco, pero al ver que no había nadie en el autobús, pensó: “Bueno, probemos de todos modos…”, y entonces le dijo a la anciana que empezara con su tarea, y la anciana metió la mano y manoseó los testículos del tipo. Al cabo de diez minutos exactos, la señora dice: “Tienes 47 años”.
El tipo, asombrado, exclama: “Pero esto es increíble, dígame… ¿cómo lo hace?”.
Y la anciana responde: “Je, je, je, je…. Es que estaba detrás de ti en la cola del McDonalds…”.

Te Recomendamos:   Chistes japoneses

 


Un hombre está paseando por la Gran Vía, cuando se le acerca un hombre que le dice a bocajarro:
– ¿No sabes la edad que tengo?
El primero se queda pensativo y, tras un momento, le dice: “Tengo sesenta”:
– Sesenta.
– Impresionante. ¿Cómo ha acertado?
– Muy sencillo: en mi casa hay un hombre que es medio gilipollas y tiene treinta años.


Son dos ancianos hablando y de repente uno le pregunta al otro:
– ¿Cuántos años tienes?
Y él responde:
– Ochenta y tantos
Entonces el otro le dice:
– Pues yo tengo ochenta y tres y no escojo entre horas.


Una pareja se encuentra en un bar después de dos copas, ella, muy lobuna y vanidosa, pregunta:
– ¿cuántos años crees que tengo?
– Por la mirada, 25 años, por tu piel, unos 20, por ese cuerpo, 18.
– Dios mío, tú sí que sabes seducir a una mujer, y ahora ¿qué vas a hacer?
– ¡La suma!


Una pareja se encuentra en el bar, después de un par de tragos, ella le pregunta:
– ¿Qué edad crees que tengo?
– Por la mirada, unos 22, por la piel y los labios unos 20 y por el cuerpo 18.
Ella le dice:
– Madre, tú sí que sabes seducir a una mujer… y ahora dime ¿qué vas a hacer?
– Bueno… ¡la suma!