Saltar al contenido

El pan que habla

El pan que habla
Chiste del pan que habla para hacerte reir.

El pan que habla

Había una vez un pueblo aislado de todo. Un día se anunció que un circo iba a pasar por el pueblo cuya atracción estrella era “El pan que habla”.

Todo el mundo estaba emocionado y ansioso por verlo. ¡Sólo quedan dos semanas para ver “El pan que habla”! Dos días después de llegar, el pueblo ya estaba esquizofrénico. El pan que habla viene… ¡Increíble! Cuando el circo finalmente llegó, vendieron todas sus entradas ese mismo día, aunque cada una costaba 300 dólares.

Pero a los aldeanos no les importaba el precio, sólo querían tener la oportunidad de ver “El pan que habla”. -Hola, el espectáculo está a punto de comenzar. Con ustedes, damas y caballeros, ¡El Pan Parlante! El presentador lleva a un voluntario al escenario, pero se desmaya. Luego saca a otro, que tiembla de miedo y emoción.

Traen una bandeja con una barra de pan y una jarra de agua. – Señor, vierta el agua sobre el pan – y …. lo tiene! – ¿Cómo está el pan? – Es… blando, es… está hablando, está hablando.

Te Recomendamos:   Chistes de funcionarios