Saltar al contenido

Google chistes

Google chistes
A partir de los 5 años, a los niños les encanta contar chistes. Los que proponemos son fáciles de contar, entender y repetir.

Google chistes

Un elefante y una hormiga están en un ascensor; la hormiga dice
– ¿Cuántos años tienes?
– Tengo tres años. ¿Y tú? – responde el elefante.
– Yo también tengo tres años, pero he estado enfermo.


Dos ratitas iban caminando por la calle cuando un murciélago les pasó por encima.
-¿Qué es eso? -dice uno de ellos.
– Mi novio, que es piloto.


James llega a casa y, escondiendo sus notas a la espalda, le ofrece un bolígrafo a su padre y le dice
– Papá, ¿sabes firmar con los ojos cerrados?


En la clase de Historia, le preguntan a Jaimito:
– ¿Qué pasó en 1812?
– Cómo voy a saberlo, profesor, aún no había nacido.

 


A la salida del colegio, una niña le dice a su madre:

– Sabes, mamá, la profesora se emocionó mucho con mi redacción.
– ¿De verdad?
– Sí, me dijo que era vergonzosa.


Dos amigos van caminando por la calle. Uno pregunta:
– ¿Qué hora es?
– Las doce.
– ¡Qué tarde!
– Deberías haberme preguntado antes.


Camarero, he encontrado un pelo en la sopa y no es mío.
– Por favor, démelo; lo guardaremos por si alguien viene a reclamarlo.


¿Cuál es la diferencia entre una pulga y un elefante?
– Un elefante puede tener pulgas y una pulga no puede tener elefantes.


Dos niños intercambian experiencias:
– ¿Tu caca se escapa?
– No. La mía se queda donde la hago.


En una boda, se le pregunta a la novia:
– ¿Cuántos hijos quieres tener?
– Cuatro.
– ¿Por qué cuatro y no cinco?
– Porque he leído que uno de cada cinco niños que nacen es chino.

Te Recomendamos:   Chistes de vacas

Un hombre va al médico.
– Doctor, mi familia piensa que estoy loco.
-¿Por qué?
– Porque me gustan las salchichas.
– No lo entiendo, a mí también me gustan.
– Bueno, debería ver mi colección. ¡Tengo miles de ellas!


– Doctor, doctor, tengo hormigueo en los pies.
– ¡Le recetaré un insecticida!